martes, 31 de mayo de 2011

ENTREVISTA CON JOSE LUIS SAMPEDRO-PARTE 2 DE 3

1 comentario:

RAPREGGAEUNITY dijo...

Rosa,soc Aitor, no savia on ficar la dissertació i per això la fique en l'entrada més recent.



LIBERTAD Y PODER

Para empezar, debemos entender bien ambos conceptos, saber qué relación guardan entre si y si existe algún tipo de dependencia entre ambos.
La palabra libertad, filosóficamente se suele tomar para designar la facultad del ser humano que le permite decidir llevar a cabo o no una determinada acción según inteligencia o voluntad; y políticamente para el derecho, o la capacidad y habilidad, de la libre determinación, como expresión de la voluntad del individuo.

El poder puede ser sinónimo de opresión, pero no siempre debemos asociar ambos conceptos
Puede manifestarse de varias formas:

- Coacción: Es el medio utilizado para que terceros sigan una determinada conducta. Puede ser física o psíquica.
- Coerción: La coacción dio paso a la coerción que es la situación donde el tercero realiza el mandato debido a la amenaza del uso de la violencia, es decir, la potencialidad del uso de esa violencia. Se excluye así el papel totalmente activo (ordenar y hacer cumplir) reservando a la autoridad un papel parcialmente activo (sólo ordenar).

Ser libre, muchas veces, depende del propio poder de decidir por uno mismo, pero no me refiero a ese poder.
Conocemos muchos modos de poder, ya sea político, civil, social, económico… Por lo general el poder suele influir de un modo u otro en una persona, grupo, colectivo, nación, etcétera.

Y éstos, son los que principalmente influyen en nuestra capacidad de ser libre. Puedes ser libre eligiendo tu modo de vida sin interferir en la libertad de otro, pero no puedes decidir ser libre en un ambiente o lugar acotado por una serie de poderes que oprimen tu libertad o que de un modo u otro son normas y leyes impuestas específicamente para destruir tu libertad.
Y es que, muchas veces, el ansia de poder hace que el gobernante gobierne de un modo soberano sin dejar ‘’respirar’’ a la sociedad. El poder desemboca en avaricia, pero la avaricia a su vez puede desembocar en un intento de poder. Posiblemente el primer factor tome mayor importancia.
A día de hoy, existen dos vertientes de poder, una vertiente positiva y una vertiente negativa.
La vertiente de poder positiva se encuentra en el interior del alma de cada uno. Así pues una mala persona no es más que una persona con un poder positivo corrompido por el poder negativo y las ansias de ser superior a otros. El poder negativo es básicamente la ausencia de poder positivo.

Una causante de este problema podría ser la creación de barreras mentales, qué favorecen la distinción entre individuos, en todos estos factores existe un factor de dependencia.

Tal vez pensemos, que independientemente de que sea cierto o no , el poder influya de una manera importante en la libertad de las personas. Esto puede ser porque las personas o sociedades con mayor poder del mundo nunca han gobernado para bien, favoreciendo la libertad y satisfacción de la gran mayoría de individuos
La diferencia entre la gente con poder y la gente sin poder puede ser, que los primeros no empiezan en pensar en los demás y en el bienestar de todos, sino que su bienestar depende de nuestra falta de libertad.


- Como conclusión a esta reflexión menciono que hay que tener mucho cuidado con la libertad, porque también puede ser sinónima de poder, y si no se usa con conciencia y moderación puede provocar la ausencia de libertad en otras personas. Tu capacidad de elegir, si no sabes que está bien y que está mal, puede ser decisiva.

"Huid del país donde uno solo ejerce todos los poderes: es un país de esclavos." Simon Bolivar